La religión del marketing

La religión del marketing es demandante, exigente y rigurosa con sus fieles pues reclama una gran dedicación, fidelidad, estudio, habilidades, conocimientos y talento, algo que hace de esta agencia y consultoría un verdadero apóstol del Marketing, ideal para contratarla para que haga marketing outsourcing en tu empresa.

El minucioso credo de esta religión debe respetar mandamientos sagrados que buscan cumplir con el gran objetivo del Marketing, que es llevar al cliente hasta el límite de la decisión de compra, favoreciendo el intercambio de valores entre el comprador y el vendedor para que ambos resulten beneficiados. El primer mandamiento establece que Debe haber al menos dos partes; el segundo estipula que Cada parte debe tener algo que supone valor para la otra; el tercero dice que Cada parte debe ser capaz de comunicar y entregar; el cuarto dispone que Cada parte deba ser libre de aceptar o rechazar la oferta; y el quinto instituye que Cada parte debe creer que es apropiado.

Se considera además que el Marketing es un conjunto de acciones que buscan es prever la demanda de bienes y servicios para así obtener la máxima eficacia en su comercialización inmediata, y persigue ofrecer bienes y servicios que hagan sentirse bien.