¿Qué opina la iglesia sobre los masajes?

Desde hace muchos siglos, la Iglesia Católica ha sido fuente de controversias sobre diversos temas. Tanto es así que hace poco una amiga me preguntó: ¿Qué opina la iglesia sobre los masajes? Yo me quedé un poco confundida, y le pregunté por qué me hacía esa pregunta tan rara, a lo que me dijo que mientras estaba pensando qué camilla de masaje elegir para su nuevo negocio, había pensado en cómo tomaría su abuela, ferviente católica, que ella comenzara a trabajar en el mundo de los masajes. Tal explicación primero me provocó una carcajada, pero después me hizo pensar sobre la pregunta.

Supongo que no exista ningún tipo de problema con eso, porque los masajes no atentan contra ninguna moralidad, desde mi punto de vista al menos. Yo pondero los masajes, es tan relajante cuando recibes uno que quisiera tener tiempo y dinero para poder recibir un masaje todos los días. Mi amiga es muy carismática, y sé que le irá bien en ese negocio. Ahora con una amiga masajista puedo tener muchas sesiones gratis, o al menos con descuento. ¡Qué vivan los masajes!